Logo AMV


Alex Criville - Inside
01.07.2020 / MotoGP

"Siempre he visto a Ángel Nieto como un héroe"


· Álex Crivillé, embajador AMV Seguros, recuerda en esta primera parte del documental a su ídolo de infancia y su primer encuentro con el 12+1 veces campeón del mundo

· (VÍDEO) Descarga la primera parte del 'Inside Álex Crivillé' bajo el título 'Ángel Nieto, pasión y corazón': 

https://www.youtube.com/watch?v=1tZkd4MmtGE&feature=youtu.be


La serie documental Inside Álex Crivillé dedica esta entrega a la figura del mítico Ángel Nieto, donde el embajador AMV Seguros relata en primera persona el primer encuentro con su ídolo de infancia. Bajo el título Ángel Nieto, pasión y corazón, Álex Crivillé recuerda la ayuda que le prestó el 12+1 veces campeón del mundo y su relación de amistad profunda que se afianzó con el paso de los años.

Ángel Nieto fue uno de tus ídolos de infancia, ¿qué recuerdos tienes de aquella época?

Cuando era pequeño, mis ídolos eran Ángel Nieto y Ricardo Tormo. También me gustaban mucho Freddie Spencer y Kenny Roberts, pero Ángel era un piloto especial y ya había sumado sus 12+1 títulos. A Ángel lo tenía en los pósteres de mi habitación y era una pasada. Recuerdo que cuando Ángel se retiró en Derbi en 1986, coincidió que yo entré en la misma marca en 1987. 

¿Cuándo conociste a Ángel Nieto y qué sentiste al verlo por primera vez?

A Ángel lo conocí en el circuito de Calafat, donde yo justamente estaba corriendo el Critérium Solo Moto. Ellos estaban haciendo una prueba del Super Prestigio y él corría con Derbi. Me acuerdo que fue en 1986 y tuvo una caída muy fea, un highside, en las eses de Calafat. Yo estaba ahí. Fue una de sus últimas carreras; me acuerdo perfectamente. A partir de ahí, ya nos fuimos conociendo. Él se retiró y yo empecé a entrar en el Mundial. Cuando empecé a competir en el Campeonato del Mundo, él hizo un equipo en 250cc con Alberto Puig y el patrocinador era Julio Iglesias; era un macroequipo. Cuando conocí a Ángel de verdad fue cuando trabajamos juntos en Televisión Española. Ahí es cuando realmente conocí a Ángel como persona.

En estos primeros momentos de contacto con Ángel Nieto, ¿qué es lo que más te llamó la atención?

Yo era muy pequeño cuando Ángel corría, pero me contaban que era superlisto y ágil. Sabía muy bien manejar las cartas. Nos contó que en una carrera tenía problemas en la moto e intentó parar la parrilla. Sacó las herramientas y las bujías, las tiró por el suelo, comenzó a decir 'Mi moto no va bien' y consiguió retrasar la carrera. Aparte de rapidísimo, era un tipo muy ágil en situaciones extremas. Era una gran persona, un amigo de verdad en el paddock y siempre intentaba darte consejos. Era uno de los tipos más queridos de todo el paddock.

Ángel Nieto fue el maestro de todos los pilotos españoles y siempre estaba dispuesto a echar una mano. ¿También te ayudó a ti?

Él siempre me ayudó. Él estaba de comentarista en Televisión Española y yo estaba en mi mejor época como piloto, desde 1995 hasta 2000 ó 2001. Fueron de mis mejores años. Estuvo comentado la carrera en Brasil el año que gané el título y lo celebramos a lo loco, con todos los periodistas. Él era piloto. Yo siempre lo he visto como un piloto, como un héroe. Posteriormente, cuando me retiré y pasé a ser comentarista en Televisión Española, él me daba consejos. Me acuerdo que siempre me decía 'Álex, tienes que dejarte ir. No te preocupes, tú di y déjate llevar'. Al principio me costaba un poco y tenía miedo a decir alguna locura. Ángel se dejaba llevar siempre. Él era el 12+1, el campeón, y no pasaba nada.  

¿Cómo describirías su pilotaje?

No quiero cometer ninguna locura. Él era muy fino e incluso llegó a probar las 500cc. Probó todas las categorías, pero se centró más en 50cc, 80cc y 125cc. Era muy listo y hábil. Sabía leer muy bien la carrera y guardar mucho. Al resto de pilotos los tenía un poco engañados porque se guardaba mucho y en los momentos clave de la carrera sabía cuándo tenía que pasar. Era el más listo de todos, por eso consiguió tantos títulos mundiales. Era un gran estratega en carrera. Cuando él se retiró, fue cuando y empecé a correr. Así que yo era muy pequeño cuando él corría y las carreras casi ni las veía. Empecé a ver las carreras cuando ya era un poco más mayor, así que me perdí un poco casi toda su carrera deportiva. Hablando con Pablo y Gelete, sus hijos, siempre hablamos de su padre que era un crack.

¿Cómo definirías al Ángel de fuera de la pista?

Fuera de la pista, Ángel era un caballero. En este aspecto era envidiable. Sabía manejarse y moverse muy bien por todo el mundo. Tenía un motorhome que alquilaba para las carreras. Tenía un don. Le gustaban tanto las carreras, que a los grandes premios no iba a trabajar sino a pasárselo bien. Luego, trabajaba. En este aspecto, era envidiable. Le gustaba muchísimo. Por eso él no se retiraba y seguía activo siempre, como comentarista o estando en equipos. Daba igual, Ángel iba a las carreras porque se divertía y le motivaba el hecho de seguir en la pomada de las carreras. Un poco como Valentino Rossi ahora, que sigue corriendo porque se divierte.

 

  

 

Etiquetado con: motogp, amv, alex, criville, moto2, moto3