Logo AMV


Alex Criville - embajador AMV
29.05.2019 /

"Valentino Rossi siempre sorprende en Mugello"


Álex Crivillé, embajador AMV, analiza el Gran Premio de Italia, la sexta cita de la temporada que se disputa este fin de semana en el circuito de Mugello y donde ganó a Max Biaggi en la última curva en 1999 


‘Al Mugello non si dorme’ es la frase más repetida a lo largo del fin de semana del Gran Premio de Italia. Y es que el ambiente del que disfrutan los aficionados que se instalan en las inmediaciones del trazado hace que sea imposible pegar ojo durante la noche. El circuito de Mugello, propiedad de Ferrari desde 1988 y pista de pruebas de Ducati, está ubicado en plena Toscana y a 30 kilómetros al nordeste de Florencia. En 1976 albergó por primera vez una prueba del Campeonato del Mundo y desde 1991 es una cita permanente en el calendario. El trazado tiene 5.245 metros y es uno de los más complicados porque cuenta con virajes lentos, curvas rápidas, subidas y bajadas. En su recta (1.141 metros), una de las más largas del Campeonato del Mundo, los rebufos juegan un papel decisivo si se llega en grupo al final de la carrera ya que la línea de meta está situada más allá de la mitad de la inmensa recta. Álex Crivillé, embajador AMV, analiza el Gran Premio de Italia, la sexta cita de la temporada que se disputa este fin de semana en el circuito de Mugello y donde ganó a Max Biaggi en la última curva en 1999.

¿Qué destacarías del circuito de Mugello?

La pista mide 5.245 metros y tiene 15 curvas, de las que nueve son de derechas y seis de izquierdas. La larga recta mide 1.141 metros y se alcanza una velocidad punta de 356 km/h. 

¿Cuáles son sus puntos más críticos?

Los puntos más críticos, sin duda, son el final de recta y la curva 1 porque se pasa de 356 km/h a una deceleración de 90 km/h. También hay que destacar las curvas 6 y 7, Casanova y Savelli; las dos Arrabbiata y la entrada en meta porque, a partir de ahí, es importante salir rápido para afrontar la larga recta.

¿Qué recuerdos tienes de Mugello?

Tengo un gran recuerdo de Mugello porque en 1999 conseguí la victoria tras una luchada carrera con Max Biaggi. En la última curva de la última vuelta, le pasé por dentro tras una buena frenada y le gané la partida.

Tras su segunda victoria consecutiva de la temporada, Marc Márquez llega a Mugello con ocho puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso, ¿crees que logrará conservar el liderato en un circuito donde sólo ha ganado una vez en 2014?

Marc Márquez se enfrenta a un circuito totalmente Ducati, porque es el circuito de pruebas de la marca italiana. Vamos a ver a Andrea Dovizioso y a Danilo Petrucci en plena forma. Si Márquez es capaz de ganar a las Ducati en Mugello, tendrá vía libre en las próximas carreras.     

Mugello es territorio Ducati, donde la marca italiana ha ganado los dos últimos años y donde Andrea Dovizioso llega más en forma que nunca. ¿Qué nos puede deparar el Gran Premio de Italia?

Se nos presenta un Gran Premio de Italia apasionante y muy igualado. Las Ducati corren muchísimo en Mugello, su circuito de pruebas. La pasada temporada ganó Jorge Lorenzo con la Ducati y Andrea Dovizioso también subió al podio. El Gran Premio de Italia es la carrera para que Ducati puede demostrar su potencial, pero creo que Marc Márquez va a estar ahí y la cosa va a estar muy igualada.  

Valentino Rossi ocupa la cuarta posición en la clasificación general, a 23 puntos de Marc Márquez, y se mantiene en la lucha por el título tras conseguir dos podios (Termas y Austin). ¿Conseguirá acabar en Mugello con una sequía victoriosa que se prolonga ya casi dos años?

Valentino Rossi siempre sorprende. Suma siete victorias consecutivas en Mugello en MotoGP, corre en casa y la Yamaha no va nada mal. Va a darlo todo y va a luchar, como mínimo, para estar en el podio. Las Ducati corren muchísimo en Mugello y Márquez atraviesa un estado de forma idílico.    

Mugello se presenta como un marco idóneo para que Jorge Lorenzo levante el vuelo, en un circuito donde ha ganado en seis ocasiones y la pasada temporada consiguió su primera victoria con Ducati. ¿Qué podemos esperar de él en el Gran Premio de Italia?

A Jorge Lorenzo le encanta Mugello. Ha ganado en seis ocasiones y el año pasado consiguió su primera victoria con Ducati. El problema de Lorenzo es que todavía le cuesta adaptarse a la Honda, pero el circuito es idóneo para que pueda demostrar que puede ganar carreras con la Honda.  

La victoria de Álex Márquez en Le Mans, un año y medio después de la lograda en Motegi en 2017, le debe de haber aportado una dosis extra de confianza en la pelea por el título de Moto2. Ahora es cuarto en la clasificación general, a 14 puntos de Lorenzo Baldassarri, que corre en casa. ¿Qué nos deparará el Gran Premio de Italia?

Los italianos van a ir a tope en Mugello. Después del cero sumado en Le Mans, Lorenzo Baldassarri intentará no fallar en el Gran Premio de Italia. La victoria de Álex Márquez en el Gran Premio de Francia ha propiciado que se acerque en la clasificación general de Moto2 y ahora está a sólo 14 puntos. No va a ser fácil porque es territorio italiano, pero Álex Márquez está en plena forma y puede luchar para conseguir una nueva victoria.   

Arón Canet llega a Mugello con 14 puntos de ventaja sobre Lorenzo Dalla Porta y 17 sobre Niccolò Antonelli, que corren en casa. ¿Será capaz de defender su liderato frente a la armada italiana?

Arón Canet se ha consolidado al frente de la clasificación general de Moto3, pero todavía queda mucho campeonato por delante. Mugello es un circuito complicado para las Moto3 porque si sales primero de la última curva no quiere decir que vayas a ganar. Será una carrera apretadísima y difícil para las Moto3.

 

 

Etiquetado con: motogp, amv, alex, criville, moto2, moto3