Logo AMV


No hay audio
14.05.2021 /

Síndrome compartimental: un problema recurrente


· Álex Crivillé, embajador AMV Seguros, y el doctor Xavier Mir analizan la lesión más común entre los pilotos de MotoGP y su solución más efectiva

· (VÍDEO) Descarga el vídeo sobre el síndrome compartimental: https://we.tl/t-kJh2rjQ6S3


La lesión más común a la que se enfrentan los pilotos de MotoGP está pasando factura en este arranque de la temporada. El síndrome compartimental es un aumento temporal de la presión dentro de una celda anatómica, formada por grupos musculares y las fascias que los recubren. Esto ocurre principalmente en las piernas de los maratonianos y en los antebrazos de los pilotos. Se trata de un problema de fácil solución, pero que obliga a pasar por el quirófano. Así lo han hecho Jack Miller e Íker Lecuona tras la doble cita en Qatar. Tras la prueba en el circuito de Jerez-Ángel Nieto fue Fabio Quartararo el que fue intervenido, mientras que Aleix Espargaró lo hará tras el Gran Premio de Francia, que se disputa este fin de semana en el circuito Bugatti de Le Mans. 

La mayoría de los pilotos achacan la dolencia del síndrome compartimental a la mayor potencia de las MotoGP, aunque es un problema que siempre ha estado presente en la historia del motociclismo y que acabó con la carrera deportiva de Freddie Spencer en la década de los años 80. 

Álex Crivillé, embajador AMV Seguros; y el doctor Xavier Mir, director de la Unidad de Cirugía de la Mano, Codo y Muñeca y Microcirugía del Hospital Universitario Dexeus; analizan la lesión más común entre los pilotos de MotoGP y su solución más efectiva.

Xavier Mir, director de la Unidad de Cirugía de la Mano, Codo y Muñeca y Microcirugía del Hospital Universitario Dexeus: "El síndrome compartimental se produce porque los esfuerzos musculares repetitivos de alta intensidad precisan de un mecanismo eléctrico de contracción-relajación muscular controlado por un enzima denominada acetilcolina. Este mecanismo se altera en determinadas circunstancias, dando lugar a la necesidad de un aumento del volumen por contracción muscular permanente. Esto provoca que no sea posible porque las fascias que envuelven los músculos son muy rígidas y dan lugar a una compresión vasculonerviosa de la celda anatómica. Los síntomas más habituales son antebrazos en permanente contracción, dolor y pérdida de fuerza en la mano, así como una disminución del tacto en los dedos. En la actualidad se hace un estudio comparativo entre dos resonancias nucleares magnéticas del antebrazo, una en reposo y otra después de hacer un esfuerzo parecido a su actividad deportiva. Esto permite saber la localización y el grado de afectación muscular, lo que es un método menos invasivo y mucho más fiable que la medición de la presión intracompartimental por punción. En un principio se intenta solucionar a través de métodos de fisioterapia y ergonómicos para mejorar el proceso. Si no mejor, se procede a una apertura de las fascias únicamente de los músculos afectados".

Álex Crivillé, embajador AMV Seguros: "El síndrome compartimental siempre ha existido. Cuando antes se te agarrotaban los brazos haciendo motocross, lo que hacías era parar, estirar y hacerte un masaje. También tratabas de cambiar el entrenamiento y hacer menos pesas. Los pilotos que tienen unas fibras en los brazos que se inflaman más o tienen una tendencia a que sus brazos se agarroten más son los que más sufren. Lo positivo es que, hoy en día, es una operación quirúrgica fácil. Te abren las fascias de los músculos afectados para que fluya mejor la sangre y se acabe ese hormigueo y ese agarrotamiento en los brazos. El síndrome compartimental siempre ha existido, lo que ocurre es que ahora los pilotos trabajan más el aspecto físico y las motos son más potentes. El problema del síndrome compartimental es más recurrente en los pilotos que tienen más fibra en los brazos. Afortunadamente, los fisioterapeutas hacen un gran trabajo y consiguen ablandar y estirar el brazo como medidas preventivas. EL último recurso es parar por el quirófano, pero en un plazo de 24-48 horas ya puedes empezar a hacer recuperación y en una semana vuelves a estar encima de la moto".

 

 

Etiquetado con: motogp, amv, alex, criville, moto2, moto3