Logo AMV


Joan Barreda
21.12.2016 /

SENTINEL: EL RETROVISOR SEGURO DE JOAN BARREDA


· El sistema, que comenzó a utilizarse en la edición del Dakar 2005, permite avisar cuando se va a producir un adelantamiento o un accidente a través de una alerta sonora y luminosa. 

· Descarga el VÍDEO aquí: https://we.tl/jTumE4eGUJ


La seguridad es uno de los pilares básicos del Dakar y la organización del rally más duro del mundo se encarga cada año de reforzar las medidas de protección de los pilotos para minimizar los daños. En la presente edición, que arranca el próximo día 2 de enero en Asunción (Paraguay) y que concluye 12 días después en Buenos Aires (Argentina), únicamente en una etapa –la penúltima- las motos y los coches no compartirán el mismo recorrido por lo que la utilización del Sentinel será primordial para evitar situaciones de adelantamientos delicados, sobre todo en la primera parte del Dakar donde el número de participantes todavía es muy elevado.

Para paliar en la medida de lo posible esas situaciones complicadas en la que un vehículo supera a otro que circula más lento nació el sistema Sentinel, que fue probado en diversas citas del calendario del Campeonato del Mundo de Rallies Cross-Country en 2004 y que se utiliza en el Dakar desde la edición de 2005. De uso obligatorio para todos los participantes, se trata de un instrumento que permite a los pilotos realizar un adelantamiento con la seguridad suficiente, aunque las condiciones de visibilidad sean reducidas, porque alerta al otro participante de que va a ser superado cuando media una distancia de unos 200 metros entre un vehículo y otro. El sistema se activa a través de un botón situado en el cuadro de navegación y emite una alarma sonora y luminosa para avisar al otro vehículo de su proximidad y de que va a ser adelantado.  

La caja que aloja el sistema Sentinel incorpora dos antenas flexibles, pesa 195 gramos y tiene unas dimensiones de 115x65x30 mm. Se sitúa sobre un soporte de aluminio obligatorio y se ubica en la parte delantera de la moto, junto al cuadro de navegación o en la parte alta del manillar, para que en caso de no escuchar la alarma sonora de 110 decibelios -similar al pitido del claxon de un coche- el piloto pueda ver la señal luminosa que emite con una intensidad de 60 candelas.

El Sentinel no sólo se utiliza en caso de adelantamiento sino también de accidente. En este caso hay que pulsar los dos botones de alarma para prevenir al resto de participantes de que se aproximan a una zona donde se ha producido un incidente que puede obstaculizar su pilotaje si el vehículo dañado está detrás de una duna o a la salida de una curva.  

Joan Barreda, piloto AMV:  

“El Sentinel es uno de los instrumentos de seguridad que tenemos en el Dakar y es el que proporciona más garantías cuando se producen adelantamientos. Es un sistema automatizado que te avisa cuando te acercas a una distancia de unos 200 metros, detecta la alarma y automáticamente avisa con un pitido al otro vehículo para que se aparte porque el que viene por detrás va con una velocidad superior. En el Dakar, la seguridad es vital y gracias a sistemas de seguridad como los que llevamos, podemos solventar situaciones que, a priori, podrían resultar complicadas. Para mí, todas las mejoras relacionadas con la seguridad de los pilotos son vitales ya que cada vez que nos subimos a la moto, existe un riesgo, el cual, debemos minimizar. Esa edición del Dakar, sobre el papel, parece mucho más exigente que las anteriores así que, para nosotros, cualquier ayuda externa es bienvenida”.

Etiquetado con: dakar, joan, barreda