Logo AMV


Joan Barreda, piloto AMV
02.12.2014 /

Joan Barreda trabaja en las "alturas"


· El piloto AMV ya ha completado la mayor parte del trabajo para el Dakar y ahora busca su pico de preparación, con sesiones diarias en altitud y entrenamientos a bordo de la moto

 


Joan Barreda continúa afinando su preparación para el Dakar 2015, que se disputará desde el próximo día 4 de enero y hasta el 17. El rally recorrerá Argentina, Chile y Bolivia, a lo largo de 13 etapas y 9.295 kilómetros (4.752 cronometrados). 

El piloto AMV se encuentra ahora en la fase final de su plan de entrenamiento para afrontar su quinta participación en la carrera más dura del planeta. Una edición que volverá a contar con jornadas maratonianas de extrema dureza y con tres etapas a más de 3.600 metros de altitud.

Es por eso que las últimas semanas Barreda ha trabajado cada día en altura, sobre todo en Andorra, donde ha fijado su residencia. Tras una intensa temporada, en la que ha sumado más de 9.000 kilómetros en competición en los rallies de Abu Dhabi, Qatar, Cerdeña, Marruecos y Atacama, además de los múltiples entrenamientos a bordo de su nueva Honda, busca ahora su pico de preparación. 

El piloto AMV se centra sobre todo en recuperar la masa muscular y ganar esos cinco kilos que habitualmente pierde durante el Dakar. En esta fase final, también trata de habituar al músculo (sobre todo cuádriceps, glúteo mayor, cuadrado lumbar, pectoral mayor y tríceps) a la intensidad que le exigirá el Dakar para facilitar la recuperación. 

Barreda combina el trabajo físico con el entrenamiento a bordo de la moto. Esta semana se encuentra en su Castellón natal realizando un “stage” con su equipo. En las semanas anteriores, a pesar de focalizarse en el trabajo físico, también completó algunas mangas de entrenamiento. Con la mayor parte del trabajo realizado, el piloto AMV está listo para tratar de conseguir su primer trofeo en el Dakar. 

 

Joan Barreda, piloto AMV:

A partir de verano, intensificamos mucho la preparación. Hemos hecho muchísimos kilómetros con la moto nueva para conocer la mecánica. Ahora en esta fase ya es cuando buscamos un pico de preparación. Hemos entrenado cada día en altura, combinando con trabajos de fuerza, tratando de recuperar algo de peso y músculo que hemos perdido en los meses que hemos estado en el desierto. Se trata de llegar con el pico de forma a nivel de potencia y, a la vez, tener un físico resistente para aguantar todo el Dakar. Tras algunos días sin la moto, focalizándonos con el trabajo físico, ahora estamos entrenando con ella en Castellón.”

Etiquetado con: joan, barreda