Logo AMV


AMV. Marc Coma, piloto AMV
09.01.2014 /

El kit de seguridad de los pilotos AMV


· Marc Coma y Joan Barreda, al igual que el resto de los competidores en el Dakar, transportan durante la competición un pack de seguridad obligatorio

· El piloto AMV Marc Coma explica el kit de seguridad en un vídeo que puedes visualizar en 'Vídeos' y descargar aquí

· Enlace a Youtube

· Los periodistas enviados especiales también llevan un material específico para poder desarrollar su trabajo


No hay duda de que el Dakar es la carrera más dura del mundo. Adentrarse en los desiertos, pistas pedregosas, ríos, laberinto de barro, entre otros terrenos imprevisibles, requiere de una preparación extrema, además de un equipamiento y un kit de seguridad que todos participantes deben llevar de forma obligatoria a lo largo de la competición, que comienza a rodar el próximo día 5. Con el fin de reducir al máximo todos los riesgos que el rally esconde a lo largo de sus 8.734 kilómetros de recorrido (5.228 cronometrados), de los cuales ya se han disputado cuatro etapas, los pilotos AMV encaran los próximos kilómetros bien preparados.

Más allá de la armadura con la que todo piloto se protege (casco, gafas, botas, guantes, rodilleras ortopédicas, protección cervical, espaldera, etcétera) para minimizar posibles daños en caso de caída, la organización del Dakar también obliga a todos los participantes a llevar en su vehículo un kit de seguridad. Una normativa que se remonta a las ediciones disputadas en África –desde 1979 hasta 2007-, aunque los organizadores del raid siempre tienen localizados a todos los participantes a través del sistema Iritrack que se instala en cada uno de los vehículos de los pilotos.

Cualquier precaución es poca, por eso los pilotos AMV Joan Barreda y Marc Coma, primero y segundo, respectivamente, en la clasificación general del rally, al igual que el resto de los competidores, deben llevar siempre encima un encendedor, una lámpara estroboscópica, una lámpara de bolsillo, tres bengalas (una bengala de mano de noche, una bengala de mano de día/noche y una barra luminosa), una brújula, un espejo de auxilio, una reserva de 5 litros de agua (3 litros por piloto fijos en la moto más 2 litros en el camel back en el salida de cada etapa) junto con pastillas potabilizadoras, una manta térmica de supervivencia, una baliza de emergencia Sarsat, protecciones dorsales y abdominales, el Iritrack y el GPS-Sentinel. Un kit completo para sobreponerse a cualquier situación imprevista.

El kit básico de los periodistas

Por su parte, los periodistas enviados especiales que cubren in situ la información del Dakar también requieren de un material específico para poder desarrollar su trabajo en óptimas condiciones, además de las herramientas básicas para ejercer su profesión. Un periodista no debe acudir a la carrera más dura del mundo sin una tienda de campaña, un saco para dormir y una esterilla aislante para poder pernoctar en el zona de acampada cuando la opción de los hoteles ni se contempla. Una linterna de minero es imprescindible para poder seguir trabajando cuando la luz del Sol desaparece y un rollo de plástico transparente –el habitual que se utiliza en la cocina para cubrir los alimentos- es una buena solución para proteger el teclado del ordenador contra la arena que se cuela por todas partes. Con la misma finalidad, es recomendable embolsar individualmente la ropa limpia que se va a utilizar en cada jornada para evitar en la manera de lo posible el molesto polvo. Toda previsión es poca cuando te enfrentas al Dakar.

 

Marc Coma, piloto AMV: 

El Dakar es una prueba realmente complicada, tanto a nivel competitivo como a nivel logístico. En lo que a nosotros se refiere, debemos llevar una organización máxima y al detalle ya que cualquier factor que te reste tiempo o energía no es válido para nosotros. En el caso del kit de seguridad nos ayuda enormemente en cualquier circunstancia y situación en la que nos podamos encontrar. La mayoría de ellas están encaradas a conseguir una mejor seguridad de cara al piloto, sobre todo por parte de la organización, y por otra parte a nosotros nos supone un mayor grado de seguridad. Nosotros, los pilotos AMV lo tenemos mucho mejor que los demás ya que llevamos incorporado el mejor seguro”.

Joan Barreda, piloto AMV: 

Lo que realmente nos gusta es competir y cuando estás encima de la moto, se te olvida todo lo demás así que, el kit de seguridad es bueno para todos. No solo para nosotros, toda la gente que sigue el Dakar debe estar constantemente controlada ya que existen situaciones impredecibles en la cuales cualquier elemento de seguridad que llevamos integrado puede ser la solución”.

Etiquetado con: marc, coma, joan, barreda, seguridad
  • AMV. Marc Coma, piloto AMV - Dakar 2014AMV. Joan Barreda, piloto AMV - Dakar 2014M