Logo AMV


AMV. Marc Coma, piloto AMV
11.01.2014 /

Descanso activo para los pilotos AMV


· Marc Coma y Joan Barreda deben seguir pautas marcadas por sus preparadores físicos y nutricionistas 

· Un trabajo más intenso con el fisioterapeuta es otra de las premisas para recuperar las zonas del cuerpo más fatigadas por la competición


Tras recorrer en sólo seis días 4.136 kilómetros, de los cuales 1.174 han sido cronometrados y después de que se recortaran 130 km en la segunda especial y que se cancelaran 316 km que formaban parte de la quinta especial, por el agotamiento extremo de gran parte de los pilotos, ha llegado la hora de un más que merecido descanso para los pilotos del Dakar después de pasar un promedio de 10 horas por día sobre las motos. La extrema dureza de la primera semana de competición ha dejado a todos los participantes exhaustos y la lista de abandonos subió considerablemente en las últimas etapas. Hoy es la ansiada jornada de descanso, un día clave para recobrar fuerzas en el vivac de Salta antes de afrontar la última y decisiva semana de competición, que llevará por vez primera a la caravana de Dakar a Bolivia.

Los pilotos AMV afrontan la jornada de descanso con los deberes hechos porque ambos marchan en la cabeza de la clasificación general del rally más exigente del mundo. Marc Coma lidera el Dakar con una cómoda ventaja de 42 minutos y 17 segundos sobre Joan Barreda, segundo en la general.

Para los pilotos AMV será un día de descanso, pero no de relax porque, además de cumplir con sus compromisos con los medios de comunicación y los eventos programados por la organización, deben seguir las pautas marcadas por sus preparadores físicos y nutricionistas para paliar en la medida de lo posible las carencias físicas tras la primera semana de competición.

La principal recomendación es tratar de hacer un descanso activo porque después de tanta acumulación de trabajo a lo largo de los últimos seis días no es beneficioso parar en seco, porque el cuerpo se relaja demasiado. Caminar un poquito y mantenerse activo por la mañana en las horas habituales de competición es una de las claves, junto con dormir un par de horas más de lo habitual, después de los tremendos madrugones a los que están siendo sometidos los pilotos, que hacia las cuatro de la madrugada ya están de pie prácticamente todos los días.

Un elemento muy importante para el piloto y que ayuda a recuperar los músculos, a la vez que los revitalizan, es el Compex, electroestimulador muscular. Es un compañero de viaje insustituible para los pilotos ya que permite realizar un “descanso activo” y además preparar el cuerpo de cara a la próxima etapa. Una ayuda realmente importante para todos los integrantes en la prueba más dura del planeta.

Un trabajo más intenso con el fisioterapeuta es otra de las premisas marcadas para recuperar las zonas del cuerpo más fatigadas por la prueba, sobre todo la espalda. En la jornada de descanso también es primordial tratar de desconectarse de la competición para recuperarse psicológicamente de la presión a la que están sometidos.

La última pieza clave es no descuidar la hidratación e ingerir una dieta más baja en calorías de lo habitual al no tener que competir, pero manteniendo la base de la suplementación alimenticia a nivel de complejos vitamínicos o compuesto ya pautados.

 

Marc Coma, piloto AMV: 

Creo que nos hemos merecido una jornada como la de hoy. Después de la intensidad bestial de los últimos días podremos recuperar fuerzas para poder encarar la segunda parte del Dakar. No es una jornada de descanso total ya que nos mantenemos activos con el fin de mantener el ritmo efectuado los días anteriores. Hacemos ejercicio, planteamos la estrategia de los próximos días, etc. Sí es verdad que al ser una jornada más tranquila podemos aprovechar más tiempo para masajes, estiramientos y realizar ejercicio controlado. Es necesario bajar el ritmo sin descuidar la concentración. ¡Hoy es día de Compex! Estimular los músculos en una jornada como la de hoy es una parte vital para mantener la tonificación mientras descansamos un poquito. De todas formas, creo que el día se nos hará muy largo. ¡Ya tengo ganas de volver a subir a los mandos de mi KTM!”.

Etiquetado con: marc, coma, joan, barreda