Logo AMV


Alex Crivillé - AMV
19.10.2016 /

''MARQUEZ ESTA EN PLENA EVOLUCION"


Álex Crivillé, embajador AMV, analiza el Gran Premio de Australia que se disputa este fin de semana en el Circuito de Phillip Island.


El Campeonato del Mundo de MotoGP encara la segunda prueba del triplete asiático tras coronar, en Japón, a un nuevo campeón del mundo. El trazado de Phillip Island, que albergará la decimosexta y antepenúltima prueba de la temporada, será el escenario de intensas batallas, sobre todo en la categoría de Moto2, donde el título aún está por decidir. Álex Crivillé, embajador AMV y comentarista del canal Movistar TV, quién guarda muy buenos recuerdos del mítico circuito, analiza el Gran Premio de Australia y a sus protagonistas.  

¿Cómo es el Circuito de Phillip Island?  

“Es un trazado rapidísimo, de hecho tiene la media más alta del Mundial, con 182 km/h. Tiene 12 curvas, siete a izquierda y cinco a derecha, mide 4.400 metros y la recta es larga, de 900 metros. La velocidad punta es de casi 350 km/h y la pista no es muy estrecha, de 13 metros. En general es un trazado que suele gustar porque la media es altísima y el recorrido es alucinante, ¡quizá el más bonito del Mundial!”.  

¿Cuál es el punto clave de este trazado tan especial? 

“En Phillip Island suele soplar mucho el viento, que viene lateral del mar y, sobre todo en final de recta tienes que dejar margen e ir a mitad de pista para no salirte fuera en el caso de que haya una ráfaga. Lugo hay un curvone larguísimo antes de entrar en meta, donde hay mucho spinning, y hay que intentar poner la moto a punto para que traccione bien y no desgaste el neumático. También está la zona de enlazada de subida, donde hay unos cambios y se tiene que forzar mucho la dirección para poder entrar con gas. Estos puntos son clave para ir a buscar el tiempo”.  

¿Qué recuerdos te trae Phillip Island? 

“Tengo un buen recuerdo: conseguí mi primera victoria en 125cc. Recuerdo que, cuando debuté con la JJ Covas, en mi segunda carrera ya conseguí la victoria. También gané en 500cc, peleándome con Mick Doohan en el 1997. En general es un circuito que se me daba bien y me gusta por eso. En general es un circuito que se me daba bien y me gusta por eso. Es un trazado muy trabajado, difícil y está en un sito idóneo para hacer carreras, en medio de un paraje precioso”.   

¿Cuál es la clave del triunfo de Marc Márquez? 

“Marc, con 23 años, ya ha conseguido cinco títulos. Empezó muy joven en MotoGP y, desde el primer momento, tenía muy claro que quería un entorno a medida. En la categoría reina pudo ganar el Mundial y, a raíz de eso, escoger a sus mecánicos y amigos de confianza. Ahora tiene un equipazo, no tan solo en pista, sino que fuera de ella también tiene unos amigos, algo idílico en el momento de salir con mucha energía a pista y muy motivado”.  

Un piloto joven y con mucho talento: 

“Márquez está en plena evolución. Este año hemos visto a un Marc más maduro que el año pasado. Él no se esperaba ganar el Mundial en Japón, sino quizá en Australia o Malasia, pero los demás fallaron. Marc sabe competir, sabe cuando hay que arriesgar y eso demuestra que está en un momento de madurez muy bueno. Pero pienso que aún puede madurar más y ser mejor. Tiene cinco títulos, es muy joven y podríamos pensar que Marc podría sumar muchísimos más títulos pero, en este deporte, nunca puedes hacer matemáticas porque es un deporte de alto riesgo. Con la edad que tiene, el equipo que está y la madurez que ha mostrado, Márquez puede sumar el doble o triple de títulos que tiene ahora”.

¿Cómo tiene que plantearse Marc Márquez la recta final de la temporada?  

“Se ha terminado la presión del campeonato, ya es campeón y Marc va a salir a disfrutar y a demostrar que ese uno no es fruto de la casualidad. Por supuesto que va a intentar ganar las carreras y a empezar a pensar en la próxima temporada: saber que funciona bien y que cambios hay que hacer en la moto para no cometer el mismo error, porque Márquez este año no tenía la moto perfecta. Con la presión fuera, Marc va a ir mucho más suelto en las próximas carreras”.   

¿En Moto2 hay posibilidades para Alex Rins?  

“Ahora está a 21 puntos de Johann Zarco y con el cero en Motegi se le ha complicado algo más el Mundial, aunque quedan 75 puntos en juego y puede pasar de todo. Zarco está fuerte pero no hay que perder la fe, hay que pensar en que Rins puede acercarse a Zarco y él también puede fallar. El campeonato está abierto”.   

¿Y en Moto3?  

“Habiendo un campeón consolidado como es Brad Binder, toca jugarse el subcampeonato. Enea Bastianini va a ir a por todas y hay que recalcar que un ‘rookie’ como Joan Mir puede estar en el Top5 a final de temporada”. 

Etiquetado con: motogp, amv, alex, criville, moto2, moto3